Las mejores estufas de infrarrojos

Tú, que disfrutas estar en tu terraza viendo el atardecer, compartiendo con familia y amigos, teniendo una cena romántica, entre muchas otras que sueles hacer, no dejes que el frío del invierno te haga encerrarte y ¡escoge ya entre las mejores estufas de infrarrojos para exterior!

Deja a un lado esa estufa calefactora que utiliza gas y aprovecha la más resaltante ventaja de la de infrarrojos: no usa combustibles naturales. Así es, este nuevo aliado tuyo no solo te mantendrá a una temperatura cálida en el exterior de tu casa, sino, que contribuirá con la capa de ozono del planeta.

Tan fácil como conectarla a un toma de corriente, programarla y listo, adiós emisiones de CO2 y demás gases nocivos para nuestra gran casa, que es este hermoso planeta, y hola hogar confortable en el cual podrás estar con tu familia en un día especial o simplemente disfrutar juntos de la noche.

¿Cúal es la mejor estufa de infrarrojos?

[amazon table=”2376″]

Las mejores estufas de infrarrojos

Blumfeldt Cosmic Beam Plus – La mejor estufa de infrarrojos

[amazon fields=”B07TYVZVWZ” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Con 3.000 W de potencia, sus rayos infrarrojos de ondas largas no deslumbran, gracias al recubrimiento dorado del tubo que opaca el molesto efecto de la luz roja.

Soporta la intemperie, por eso se puede instalar en terrazas, garajes y demás zonas de exteriores; su carcasa está protegida con un polvo de color blanco, así, no interrumpe la estética de la casa, lo que lo hace fácil para colocar en la pared o el techo; incluye un control remoto con bloqueo de teclas.

No cuenta con modo frío, lo que implica, que si la temperatura ambiente está por encima de la deseada el equipo no se activará. Regulable entre 5 y 45 °C, un grado a la vez; temporizador para apagado automático con un máximo de 9 horas; suministro eléctrico de 220-240V; sus dimensiones son 1,84×0,65×0,15m y su peso 7,3kg aproximadamente.

TROTEC IR 2010 – Nuestra segunda opción

[amazon fields=”B0785GQ7XS” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Potencia de 2.000 w, tubo infrarrojo de onda corta, lo que significa que es de bajo brillo; a prueba de agua y lluvia, es buena opción para instalar al aire libre; se puede instalar en la pared; su principal ventaja, para personas alérgicas, es su capacidad de funcionar sin levantar polvo.

No produce condensación, ya que, no necesita una fase de precalentamiento, esto lo vuelve inodoro e insonoro; distribuye el calor de manera equitativa; su diseño delgado de aluminio indestructible lo vuelve elegante, por lo cual, puede pasar como parte de la decoración.

Tiene un rendimiento aproximado de 5000 horas de luz; su ángulo de inclinación ajustable le permite tener un amplio campo de acción; debe estar conectado a una fuente eléctrica que le suministre 220-240V; con un cable de casi 2m de largo se puede mover dentro del espacio si se necesita reubicar momentáneamente.

Blumfeldt Gold Bar 3000 – Nuestra tercera opción

[amazon fields=”B074TFNMPR” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Este discreto modelo de color negro, proporciona tres niveles de calor, 1000, 2000 y 3000w mediante tubos infrarrojos cubiertos con una protección dorada; su carcasa está elaborada de aluminio fundido anodizado; sin desperdicio de calor al ser bastante preciso en la irradiación; de fácil montaje en techos y paredes, solo basta ajustarlo mediante unos tornillos y tuercas.

Con apenas 1,02×0,15×0,18m ocupa poco espacio, esto permite colocarlo en el área deseada sin temor que sea un estorbo o afee la vista de familiares e invitados; su alimentación de voltaje debe estar en el rango de 220-240.

Su ligero peso de solo 3,5kg facilita instalarlo hasta 1,8m de altura; para el encendido y apagado de la unidad se dispone de una palanca en la parte frontal; recomendable para áreas exteriores como el jardín; y por último, pero no menos útil, viene con control remoto.

Tristar KA-5286 – La más barata

[amazon fields=”B07Q1YMX1M” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Esta estufa de infrarrojos no molestará con su luz, ya que, los tubos están recubiertos en color dorado; apto para exteriores por ser resistente a las salpicaduras de agua, lo que le permite estar cómodo en el patio o el jardín de la casa.

Se puede instalar en la pared con sus 0,18×0,27×0,53m y apenas 2,06kg de peso; aunque solo tiene 2.000w de potencia no se debe menospreciar esta unidad que garantiza una escapada segura al frío en los meses de otoño e invierno.

A pesar de tener protección contra el agua, de igual forma, se recomienda no tenerlo operativo cuando llueve e instalarlo debajo de un techo o plataforma. De color gris, puede pasar fácilmente como un elemento decorativo. Si el área que quieres mantener caliente no es muy grande, esta es una muy buena opción.

PiuShopping – La mejor tipo seta (de gas)

[amazon fields=”B08HSF74CV” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Estufa de infrarrojos que funciona con bombona de gas (butano o propano), lo que le permite irradiar calor en áreas de hasta 25m2 gracias a sus 13 kW de potencia máxima, siendo la mínima 5 kW; con ruedas en su base para facilitar moverla de un lugar a otro sin preocuparse por el roce con el suelo; dispone de un reflector de 81,3cm de diámetro para calentar a la temperatura deseada.

Es ideal para lugares como el jardín de la casa o más grandes como bares, hoteles, festivales y ferias de invierno, entre otros; se consigue este modelo en color blanco, gris, negro y verde, con superficie de acero lacado en polvo epoxi que la protege de la intemperie; con un peso aproximado 20kg y una altura de 2,2m. Este equipo, a diferencia de los anteriores, no utiliza energía eléctrica, por lo tanto, no tiene tubos sino el reflector antes mencionado.

Blumfeldt Heatbell Silver Edition – La mejor para colgar

[amazon fields=”B084Z2RM5H” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Esta estufa ligera de apenas 1,4kg de peso se puede colgar sin problemas del techo, lo que la hace muy recomendable para esas cenas en el jardín o la terraza que se prolongan hasta la noche; sus tres niveles de potencia, 800, 1200 y 2000w, permite aprovechar sin desperdicio el calor sobre las personas, ya que, no se dispersa hacia el ambiente sino que irradia hacia abajo.

Sus dimensiones 42x30cm, la altura es ajustable gracias a su cadena de aproximadamente 50cm, por lo cual no va a entorpecer la fluidez de la conversación o el sentarse a la mesa.

El suministro eléctrico para este equipo debe ser 220-240V; permite disfrutar de un calor agradable de manera rápida presionando solamente un botón; su color gris metalizado lo hace pasar por parte del alumbrado artificial del área; por último, es resistente al agua.

ICQN 2500 W – La mejor de pie

[amazon fields=”B07YCTQHPV” value=”thumb” image_size=”large” image_class=”comparativa”]

Esta estufa de pie puede usarse en interiores y exteriores, lo que la vuelve ideal por su sistema que refleja el calor en tres ángulos diferentes que permite cubrir áreas de aproximadamente 23m2.

Permite escoger entre cuatro niveles de potencia; con protección anti vuelcos que la hace apagarse automáticamente al caerse; con su termostato que detecta la temperatura del ambiente puede ajustar la temperatura en función a esta; tiene una potencia de 2.500w.

Sus dimensiones de 0,33×0,4×1,1m y peso de 3,8kg la hacen fácil de transportar gracias a su cable de 1,5m de longitud; con control remoto, pantalla y reloj digitales. La clave está en sus elementos de carbono de alta calidad que permiten convertir la mayor parte de energía consumida en calor, reduciendo así la emisión de luz; se alimenta con 220-240V de corriente eléctrica; está diseñado en un elegante color negro.

Guía de compra – Cómo elegir una estufa de infrarrojos

Las chimeneas, como opción para calentar la casa, sirvieron de solución al problema de mantener la temperatura lo suficientemente alta para que el frío no afectara la salud. Además, influyeron de tal forma en las culturas que muchos países la asocian al sentido de pertenencia familiar.

Empleaban originalmente como combustible madera o carbón, con el tiempo se fueron diseñando para utilizar gas hasta llegar a la electricidad, lo cual es una decisión amigable con el ambiente. Sin embargo, no todos los hogares se pueden permitir una chimenea.

Con el tiempo, hizo su aparición en el mercado una estufa más pequeña, más liviana, que podía ajustarse mejor a espacios reducidos o que era la opción ideal para personas que cuidan la armonía y estética de los ambientes.

Éstas también usan como combustible algún tipo de recurso natural renovable, lo cual implica un alto impacto en el medioambiente por el humo que desprende, que ocasiona daño en la atmósfera y puede causar enfermedades respiratorias.

[amazon fields=”B07Q1YMX1M” value=”thumb” image_size=”large” image=”2″ image_class=”comparativa”]

¿Y las estufas de infrarrojos?

Como te comentaba antes, al decidirte por una estufa de infrarrojos para exteriores estás colaborando en la disminución de los gases tóxicos que favorecen, entre otras cosas, al llamado efecto invernadero, el cual seguramente conoces por experiencia propia.

Esto es un doble beneficio para ti y tus seres queridos, puesto que podrán compartir un rato agradable sin los olores molestos de humo en la ropa y sin la visión nublada tan característica de aquellas otras estufas. Ya no más veladas con picor en ojos y garganta, en su lugar tendrás confort y tranquilidad.

Es tan simple su instalación y uso que seguro te preguntarás por qué no habías tomado antes esta decisión, pero tranquilízate, este artículo es para acompañarte a dar ese pequeño último paso hacia tu nueva estufa calefactora que quieres en tu terraza.

Ventajas de las estufas de infrarrojos

  • Calor a partes iguales: las estufas de infrarrojos no funcionan con convección, es decir, la forma en la que despide calor hacia el ambiente es irradiado. Esto significa que las personas y objetos se calientan de manera uniforme y no unos más que otros.Sabe cómo ahorrar: entre un 30 y 50% más de ahorro energético que con otro tipo de calefactor, lo cual alegrará a tus finanzas.
  • Sin riesgo de quemaduras: como no genera llamas ni calienta de forma excesiva la superficie no hay peligro ante un posible incendio o daños en la piel; vale decir también que incluye un sistema de seguridad antivuelco que lo apaga automáticamente si se cae,
  • Es un compañero silencioso: ya que no vibra ni genera ruido es la opción ideal para esos lugares destinados a reuniones o donde se desea paz y tranquilidad.
  • Práctico y portátil: gracias a que solo necesita un tomacorriente donde conectarse, en lugar de instalaciones más elaboradas, si se desea mover de un ambiente a otro o en caso de una mudanza, basta con desenchufarlo.
  • Un toque decorativo: su diseño de paneles de infrarrojos no ocupa mucho espacio, lo cual permite que pase como parte de la decoración del ambiente, aportando así un elemento estético a los ambientes.

[amazon fields=”B084Z2RM5H” value=”thumb” image_size=”large” image=”3″ image_class=”comparativa”]

Tipos de estufas de infrarrojos

Antes de comprar tu próxima estufa de infrarrojos para hacer más agradable ese espacio exterior de tu casa es bueno que conozcas y revises lo que te ofrece el mercado.

Tipo Hongo

Tienen ese nombre debido a su forma de hongo o seta. Pueden estar en la intemperie sin problemas gracias a su estructura de acero inoxidable, aportando además resistencia y una vida útil larga.

Para sombrillas

Se llaman así por el uso que se les da, ya que, son ideales para quitar el calor en el día y contrarrestar el frío por las noches.

Tipo Pared o Techo

Su diseño minimalista, moderno y elegante lo hace una opción recomendable para patios y terrazas semicubiertas.

Para colgar

Ideales para tener en el techo, ya que, la incorporación de iluminación LED lo vuelve un sustituto de lámparas.